LabSur

Análisis Bioquímica

La actividad principal del área de Bioquímica consiste en el análisis de las determinaciones más comunes tanto en sangre como en orina, en muchas ocasiones necesarias para orientar en el diagnóstico de enfermedades y facilitar el pronóstico, control y seguimiento de las mismas. Bioquímica general. Estudio de lípidos. Estudios hepáticos. Estudios de función renal. Estudios de metabolismo óseo y osteoporosis. Marcadores de riesgo cardiovascular. Protocolos de hipertensión. Diagnóstico y control de diabetes.

BIOQUÍMICA

Análisis de sangre, orina u otros líquidos corporales para evaluar el funcionamiento de los órganos y sistemas del cuerpo.

Es de suma importancia la vigilancia de los niveles de colesterol, pues valores elevados de LDL colesterol (conocido como «colesterol malo») predisponen a la aparición de distintas enfermedades como: infarto de miocardio, arteriosclerosis, accidentes vasculares cerebrales, etc.

El origen de su elevación puede ser variado (genético, dieta, sobrepeso, estrés). Por ello, es de suma importancia tomar dieta baja en grasas, consumir verduras y aceite de oliva entre otros alimentos. Asimismo, se debe evitar el consumo excesivo de carnes rojas, quesos y productos manufacturados con harinas refinadas. También es importante realizar ejercicio de forma regular de acuerdo con la edad y evitar, en la medida de lo posible, el estrés.

Todo ello, acompañado de un control periódico de los niveles de colesterol, dará lugar a una mayor calidad de vida y a una disminución de la posibilidad de aparición de las enfermedades antes comentadas.

La obesidad aumenta en un 60% las posibilidades de padecer enfermedad renal crónica. La suma de factores de riesgo como obesidad o sobrepeso más enfermedad renal crónica elevan:

  • Un 40% el riesgo de padecer isquemia coronaria e infarto cerebral.
  • Un 120% el riesgo de padecer diabetes.

Por otra parte, según el Estudio Framingham, la esperanza de vida en hombres y mujeres también se reduce con la obesidad en 6 años. En España se estima que la obesidad afecta al 26% de la población comprendida entre 2 y 24 años.

Por todo ello, es de suma importancia intentar controlar todos estos factores de riesgo tanto con medidas higiénico-dietéticas como con los necesarios controles clínicos y analíticos.

La insuficiencia renal es una enfermedad oculta de alta prevalencia, estimándose que casi el 10% de la población padece Enfermedad Renal Crónica.  Estas personas son las que tienen mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, por lo que es de suma importancia la detección precoz de la misma y tomar medidas tanto higiénicas como dietéticas para controlar la presión arterial, los lípidos, etc.

Este problema es de suma importancia en personas mayores de 65 años en las que la frecuencia es todavía mayor.

Actualmente, se utiliza para su detección la estimación del filtrado glomerular.

Se denomina así a aquella diabetes que hace su aparición en mujeres por primera vez durante el embarazo. Afecta aproximadamente al 10% de las embarazadas y está aumentando significativamente debido al incremento de la obesidad y a la mayor edad en las mujeres gestantes, siendo más frecuente en mujeres obesas, de edad superior a 30 años y con antecedentes familiares de diabetes tipo 2.

Por todo ello, es importante su diagnóstico a fin de evitar las posibles complicaciones asociadas que pueden aparecer. Igualmente, será conveniente el estudio postparto de la gestante con la finalidad de hacer un seguimiento, ya que un número significativo de las mismas acaban desarrollando una diabetes.

Algunas cifras:

Según la OMS, el 80% de los 17.3 millones de personas que mueren de enfermedad cardiovascular se podrían evitar siguiendo unas pautas de vida saludable y control de los factores de riesgo.

En España, tres de cada diez fallecidos se deben a enfermedades cardiovasculares según el INE.

Para la Fundación Española del Corazón, Andalucía es la comunidad autónoma española que presenta una tasa más alta de muertes a causa de enfermedades cardiovasculares, con cifras del 34.27% de fallecimientos, y Sevilla, con un 37%, la primera provincia andaluza.

Para evitar esta situación, se recomienda tener unos hábitos de vida saludables: dieta equilibrada, practicar ejercicio regularmente y control sistemático de los factores de riesgo cardiovasculares (hipertensión, colesterol, diabetes, obesidad, tabaquismo, etc.).

Vitamina D: la importancia de evitar su déficit

La Fundación Española del Corazón hace especial hincapié sobre la importancia de tener unos hábitos de vida cardiosaludables con la finalidad, entre otras, de mantener los niveles de Vitamina D por encima de 30 ng/ml.

Los estudios realizados en diversos países apuntan a la existencia de una asociación entre niveles bajos de vitamina D y mayor prevalencia de factores de riesgo cardiovascular como la hipertensión y la diabetes.

Por ello, dentro de estos hábitos cardiosaludables se remarca la importancia de una dieta equilibrada y una exposición solar de media hora diaria (con protección solar) a fin de obtener unos valores de Vitamina D dentro de los rangos de normalidad

España presenta una de las cifras más altas de osteoporosis de Europa (17%), por encima de Alemania, Francia e Italia, de tal manera que una de cada cuatro mujeres mayores de 50 años la presenta. Esta enfermedad, que suele aparecer tras la menopausia debido a la pérdida del factor protector de los estrógenos, puede reducir su incidencia con un nivel apropiado de Vitamina D (actualmente sólo una de cada tres pacientes lo tiene).

Su prevención debe comenzar mucho antes y, si desde la juventud se realiza un adecuado ejercicio y una alimentación sana y equilibrada con nutrientes ricos en calcio y vitamina D, los riesgos los minimizamos.

Por tanto, será conveniente evitar el sedentarismo, el tabaco, el alcohol y controlar los niveles de Vitamina D, ya que si son inadecuados el calcio que también necesitamos no será absorbido por el organismo.

Scroll al inicio
Ir al contenido